Ya alcanzó 50 millones de descargas en Android y 40 millones de fans en Facebook.
Fenómeno. Millones de personas intentan acomodar caramelos virtuales en celulares, tabletas y computadoras.

Fenomeno-Millones-caramelos-virtuales-computadoras_CLAIMA20130825_0089_17Candy Crush, el juego del momento, está celebrando sus 40 millones de fans en Facebook, red social que lo lanzó al estrellato. Para eso no hubo mejor forma de celebración, además del clásico agradecimiento a sus adeptos, que agregar nuevos niveles para satisfacer la demanda de los jugadores más avanzados.

Y no sólo su camino de caramelos es el que crece, también es su popularidad: en los últimos treinta días se descargó el juego en más de 50 millones de dispositivos que utilizan al sistema operativo Android. El número sorprende, sobre todo porque no cuenta a los nuevos usuarios de iOS (iPhone/iPad) ni de Facebook.

La expansión del dulce mapa de Candy Crush avanza. En los últimos dos meses su promedio de crecimiento fue de un nivel de juego más cada dos días. Aunque siempre se van sumando de a un episodio. En total, el juego y a tiene 455 niveles.

Estos episodios son historias que indican que el jugador deberá destrozar caramelos y superar obstáculos para ayudar a un personaje a sortear un problema, desde reparar un barco dañado hasta detener la erupción de un volcán que amenaza a una aldea hecha de azúcar. Cada uno de ellos suma 15 niveles nuevos y va adquiriendo cada vez mayor dificultad.

Entre los obstáculos que encontrará el que desee jugar estarán las barras de chocolate que irán creciendo, si es que no se rompe alguna de ellas, hasta copar toda la pantalla. O las bombas que harán perder la preciada “vida”, si no se las rompe antes de que acaben los movimientos que indica en su contador. Todo esto además de la misión, que puede variar entre alcanzar un puntaje en determinado tiempo o romper toda la “gelatina” que aparece en el nivel.

Una de las razones que llevó al éxito del Candy Crush es su lado social. La interacción con otros jugadores, tal como explicó la médica psiquiatra y vicepresidente del área de Juego Patológico y Adicciones Comportamentales de la Asociación de Psiquiatras Argentinos, Verónica Mora: “En la interconexión no sólo competís con otros sino que, además, dependés de ellos”. Es que si no se cuenta con la ayuda de los “amigos” de Facebook, no se puede pasar al próximo episodio, a menos que se compre el “ticket” con dinero real.

Esa interacción también fue la que consiguió viralizar el juego, ya que los usuarios que necesitan de ayuda riegan invitaciones por todos sus contactos y hasta les piden que ingresen a jugar sólo para ayudarlos. Es por eso, también, que no sólo la fama del Candy Crush es positiva, sino que es muy común escuchar por ahí la frase “¡ya estoy harto de recibir invitaciones para el Candy!”. Buena o mala, es fama al fin, y gracias a ello es hoy el juego adicción más famoso.

Fuente:clarin.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 24 = 32

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies