La Unidad de Juego Patológico del hospital Santa Caterina de Salt ha atendido 61 nuevos casos durante el primer semestre del año.

Imagen-de-una-maquina-tragaper_54379455875_51351706917_600_226La dificultad por conseguir crédito de los bancos ha provocado que cada vez más personas adictas al juego vendan o empeñen las joyas familiares para conseguir dinero. La jefa de la Unidad de Juego Patológico del hospital de Santa Caterina de Salt (Gironès), Mercè Soms, detalla que muchas veces se descubre una ludopatía cuando se destapan las deudas del jugador.

Antes, lo más habitual era que el ludópata hubiese pedido diversos créditos de poca cantidad al banco, pero en los últimos meses, se ha detectado un incremento en los jugadores que empeñan joyas para tener efectivo. La unidad ha atendido 61 nuevos casos durante el primer semestre del año, un 31% de ellos son jóvenes menores de 30 años.

La crisis económica o la dificultad para acceder al dinero también se ha dejado notar en el comportamiento de las personas adictas al juego. Mercè Soms ha explicado que, generalmente se descubre una ludopatia cuando la familia del jugador descubre que se ha gastado sus ahorros o que ha contraído una deuda con una entidad bancaria.

Fuente: lavanguardia.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 4 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies